En su despedida, familia, vecinos y amigos reconocieron sus virtudes, que dejaron huella entre sus camaradas.

El General Director, quien viajó hasta la Región del Bío Bío anunció que la Subcomisaría Los Jardines, llevará su nombre

Padre de dos pequeñas niñas y el menor de sus hermanos. Un hombre esforzado, alegre, honesto y con la convicción de ayudar siempre a los demás.

Así describen los vecinos de Arauco al Cabo 1° Samuel Tisnao Rivas (Q.E.P.D,) quien dejó un profundo dolor entre sus amigos y familia, y también en Carabineros de Chile, al perder la vida en un trágico accidente en la comuna de La Florida en la Región Metropolitana el pasado miércoles, mientras una vez más acudía a cumplir con su promesa de velar por la seguridad.

A su último adiós llegó el General Director Ricardo Yáñez, quien se mostró profundamente conmovido por la muerte del Cabo 1° Tisnao. “Estos son los momentos que no queremos enfrentar como Carabineros. Esa convicción de servicio es la que hizo que acudiera rápidamente a una persona que pedía auxilio y que posteriormente tuvo ese trágico accidente. Nos duele perder a un joven Carabinero, asumiendo los riesgos por cuidar a los demás. Samuel sirvió así a la Patria y a nuestra Institución. Nos hacen falta más Carabineros como Samuel y valorar el significado de lo que representa. Es por vocación que estamos dispuestos a darlo todo por los demás. Estoy acá para honrar la vida del Cabo 1° Samuel Tisnao Rivas y he dispuesto que la Subcomisaría Los Jardines lleve el nombre del Cabo 1° Samuel Tisnao Rivas”, anunció el General Director.

Tras la ceremonia en la Iglesia Evangélica de Arauco, su cuerpo fue trasladado al Cementerio local donde descansará en paz, con el deber cumplido, de haber entregado su vida por la ciudadanía en pos de la seguridad y el orden.

La comunidad de Arauco despidió a uno de sus hijos pródigos, donde sus vecinos le mostraron todo el afecto a sus familiares y amigos.

La señora Irma González, amiga de la familia siente profundamente esta pérdida, ella tiene un hijo Carabinero de la misma edad y emocionada afirma que “Samuel era conocido y querido por todos, acá a quien le pregunte le va a decir lo mismo, todos acá lo vimos crecer e incluso nacer. Era un niño muy amoroso, aquí como comunidad en Las Puentes estamos todos muy dolidos”.

Por su parte, la señora Rosa Carrillo, vecina y amiga de la madre del Cabo Tisnao, señala que “toda la gente que vive en el sector dice que esta pérdida fue terrible. Él siempre venía a ver a sus padres, para el verano, para las vacaciones, para el día de la madre vino… él era un niño muy bueno”.

La pérdida de este joven Carabinero, el mártir número 1.226, con 10 años en la Institución, caló hondo en los corazones, no solo de la comuna de Arauco, sino de todo el país, pues como muchos otros Carabineros, salen cada día con la certeza de cumplir con su vocación, por aquella que juraron con el solo objetivo de contribuir al bienestar social y entregar la vida si fuese necesario.