Tras seis meses de investigación conjunta entre la Fiscalía Local de Rancagua y la Brigada de Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado (BRIANCO) Rancagua, detectives de la brigada especializada lograron detener a cuatro ciudadanos extranjeros, pertenecientes a una banda de que se dedicaba a internar droga desde la ciudad de Santiago, la cual vendían posteriormente a microtraficantes de las comunas de Rancagua y Graneros.

Mediante las indagatorias, la policía civil logró determinar que la banda estaba compuesta por tres ciudadanos colombianos, quienes contactaban conductores de aplicaciones móviles para internar las sustancias ilícitas a la Región de O’Higgins.

Fue así, que la PDI obtuvo datos que señalaban que un conductor de nacionalidad venezolana entregaría droga en Graneros, lo que permitió controlarlo en la vía pública, previa coordinación con el fiscal de la causa, y encontrar estupefacientes en su poder.

Con esos antecedentes, la Fiscalía Local de Rancagua, gestionó órdenes de entrada y registro para cuatro inmuebles en los que operaría la banda criminal, todos ubicados en el sector poniente de Rancagua, propiedades en las que fueron encontradas cocaína base y cannabis.

Según informó la Policía de Investigaciones, durante el operativo fueron hallados 21 kilos de cannabis procesada y 2,1 kilos de cocaína base, droga avaluada en aproximadamente 130 millones de pesos. Asimismo, los detectives incautaron un automóvil, teléfonos celulares, una prensa para compactar droga, dos balanzas digitales, un chaleco antibalas y 610 mil pesos en efectivo.

Como resultado, fueron detenidos un ciudadano venezolano y los tres colombianos, uno de los cuales mantenía antecedentes por tráfico de drogas y una expulsión pendiente del país, situación que fue informada al fiscal de la causa, quien instruyó que el venezolano fuese dejado en libertad, apercibido de conformidad al artículo 26 del Código Procesal Penal, mientras que los tres colombianos fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía de Rancagua, para su correspondiente control de detención.